viernes, febrero 12, 2010

Columpios muertos

Plomiza plaza
de música
incomprensible
de columpios muertos
de paseos grises
de plomo ajado

De monumentos,
músicos
tristes
aplomados

que rodean,
tocan
para
columpios
inanimados

5 comentarios:

Paola dijo...

noooo
los columpios son animados
flexibles
móviles
van y vienen
te llevan y traen hacia una esperanza.... opa... llegás, pero no...es el juego del deseo... casi casi ... y siempre te vas acercando un poco más... pero no llegás ahí donde querés...
no puedo ver un columpio quieto, no existe en mi registro...
José, tomate un vino, un LSD o algo... no hay tales hamacas quietas.... las hamacas se mueven, por amor o por dolor... (si me habré hamacado llorando!)... pero una hamaca quieta es el fin de todo. No la quiero. La vida sigue. Debe seguir.

Patokata dijo...

que buen poema José, ni que hablar del relato anterior, me encanto!
Tengo un regalo para tí en este enlace http://mismusaslocas.blogspot.com/p/premios.html
Te lo merecés, espero que lo aceptes.

Un abrazo

laveron dijo...

me gusta la imagen. yo tb tengo algo con los columpios, aunque uso más el término hamaca.

algunos "y" los sacaría. el ritmo cortado que llevás está bueno pero la "y" lo tranca un poco a veces. sugerencia, nothing more.

bss!

laura

Paula Einöder dijo...

el poema, me gustó, ya te lo dije. tiene una atmósfera misteriosa y dejaste de lado la narración, lo que es muy importante para cruzar a la poesía.
abrazo!!

José W. Legaspi dijo...

seguí tu consejo, Laura, tenías razón.