martes, junio 07, 2011

Fuego VI


El fuego quemó mi casa
mi casa que no es tan mía
es la casa de mis viejos
donde todo compartía
Compartí mi amor, mis penas
mis penas y fantasías
¡Quedó todo tan quemado!
incluida mi poesía
Con mis manos y mi cuerpo
mi alma tan dolorida
el dolor de mi locura
logré rehacer mi vida
Mi vida, mi amor, mis penas
mis penas y fantasías
habitaron así mi casa
mi casa que revivía  

9 comentarios:

selva vivian dijo...

Renacer como el ave Fénix pese a lo que nos pase,es la mejor oportunidad que le debemos dar a nuestra corta y hermosa vida,un poema muy esperanzador,me fascino "FELICITACIONES",un abrazo grande querido amigo.Selva.

stns dijo...

como todo lo bueno vuelve a empezar

ninguno dijo...

Que lindo ritmo revividor tiene éste!
Me encantó! y me hizo bien.
Entré aquí de una manera y salgo ya muy diferente.
Felicitaciones Legaspi; precioso realmente.

Miss Bittersweet dijo...

Pueden quemar tu poesía, pero aún y todo seguirá viviendo :)

Anónimo dijo...

jose la verdad que me impresionaste con tu poesia, me encanto, te felicito, no conocia esta veta tuya. yanet

ludobit dijo...

me encanto el tono agridulce de contar la tragedia, y me alegro el final feliz. simple rimas pero muy buenas. saludos.
p.d: te invito a pasar por mi blog

Liliana Lucki dijo...

Nada mas horrible que el fuego ...

Nada mas hermoso que revivir...

Hermosamente escrrito !!!Me encanto.

Te saludo desde MDQ, Liliana

Humberto Dib dijo...

Lo mejor es que no se queme esa casa que llevamos dentro, con ella podemos reconstruir la otra, la material, en cualquier lugar.
Un gran abrazo.
Humberto.

PD: Muy cierto el comentario que dejaste en mi blog, quiero agradecértelo.

Tacuabé dijo...

Renacer... barrer, limpiar, reconstruir, levantar de entre las cenizas nuevas paredes y asi crear ese lugar, nuestro lugar para seguir adelante como debe ser...... Un abrazo Jose